Luego de permanecer en plantón desde el primero de junio, varios trabajadores del hotel Posada San Francisco de la capital tlaxcalteca, decidieron colocar la bandera roji-negra en el acceso principal de esta empresa de hospedaje.
 
Y es que por la mañana una actuaria de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCyA), levantó acta de hechos frente dichas instalaciones, y con ello ajustarse a lo que marca la Ley.
 
Los trabajadores quejosos dejaron claro que de no llegar a un acuerdo entre trabajadores y empresa a las 12:00 de este viernes, la huelga podría estallar por 51 trabajadores sindicalizados adheridos a la CROC.
 
Aspecto que pasado el medio día cumplieron los inconformes quienes demandan certeza laboral frente a los efectos negativos del COVID-19.