En los meses de marzo-abril, y en plena pandemia por el COVID-19, en el estado de Tlaxcala sufrió del fenómeno del robo en varias de sus modalidades, principalmente, el de automóviles, casas habitación y negocios.
Cifras de la organización civil nacional Semáforo Delictivo, precisan que en la entidad, se registraron al menos 122 robos de vehículos, 21 robo a negocios, 15 casos de atracos en viviendas, 21 acciones de narcomenudeo y 17 casos de lesiones en diversos grados.
Del mismo modo, indican que en los delitos de alto impacto hubo dos secuestros, cinco homicidios y al menos cuatro violaciones.
Los municipios con mayor incidencia de delitos son Apizaco, Calpulalpan, Chiautempan, Huamantla, Tlaxcala, San Pablo del Monte, Zacatelco, entre otros, según revela en su portal web.
Por ejemplo, en el mes de marzo anterior se registraron en el estado 13 homicidios, 1 secuestro, 18 acciones de narcomenudeo, 136 robo de automóviles, 22 atracos a negocios, 22 casos de lesiones. Además, de 2 violaciones y cero feminicidios.