A partir del primer día de presente mes, el ayuntamiento y administración municipal de Apetatitlán de Antonio Carvajal se incorporó a la nueva normalidad, después de la etapa de confinamiento social por motivos de la pandemia del virus SARS-CoV-2.
Aunque durante la llamada cuarentena se mantuvieron guardias en varias áreas para brindar atención a la ciudadanía, el alcalde de ese lugar, Eloy Reyes Juárez, informó que en áreas prioritarias como seguridad pública, protección civil, servicios municipales y agua potable, entre otras, el trabajo fue permanente.
Aclaró que la entrada a la nueva etapa será con el 50 % del personal, lo anterior para mantener el orden y la disciplina que requiere la contingencia, pues aunque culminó el programa de sana distancia, el semáforo estatal se encuentra en rojo.
Y es que desde el pasado 20 de marzo, la alcaldía había reducido su operatividad para salvaguardar la salud de la población, por lo que ahora, al reincorporarse el personal, será necesario pasar por un filtro de sanitización que se encuentra a la entrada del inmueble.
También, el personal administrativo y operativo fue dotado de equipo como careta, cubrebocas, gel antibacterial e insumos higiénicos que garanticen su protección al desempeñar sus actividades.
Además, la ciudadanía deberá de portar cubrebocas, que es de uso obligatorio en espacios públicos y así, conjuntamente, evitar la propagación de la Covid-19.
Finalmente, el munícipe señaló que “nunca dejamos de atender los temas prioritarios como seguridad pública, servicios de recolección de basura y el servicio de agua potable, ahora el personal se incorporará poco a poco para atender a la ciudadanía, hemos facilitado a los servidores públicos equipo necesario para desempeñar sus actividades, así se protegen ellos y protegen a la población”.