En punto de las 12:00 horas de este viernes, estalló la huelga en el Hotel Posada San Francisco, en la capital del estado.
Y es que a cinco días de mantener bloqueados los tres accesos al inmueble, como una forma de protesta para ser reincorporados a sus puestos de trabajo, no han tenido una respuesta.
Irma Jara Palacios, a nombre de sus compañeros mencionó que tomaron esa decisión puesto que existe incertidumbre laboral, pues sí bien su patrón te presentó a una audiencia ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, fue sin ninguna propuesta, por lo que al agotarse las audiencias y el plazo legal optaron por la huelga.
Por eso, el grupo de trabajadores que en su mayoría tienen más de 10 años de antigüedad en sus cargos -en apego a sus derechos laborales- se concentró este día para colocar la bandera rojinegra en los accesos al hotel.
El pasado lunes uno de junio, cuando en México inició la nueva normalidad, los trabajadores del hotel fueron citados para aparentemente retomar las actividades laborales, pero las instalaciones del hotel no fueron abiertas.
Ante ello, los más de 50 empleados, sindicalizados y de confianza, se concentraron afuera de los estacionamientos y frente a la entrada principal del inmueble, en donde colocaron algunas pancartas a manera de protesta.